Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

El candidato de CFK que marginó del Conicet a Andrés Carrasco, investigador sobre el glifosato

Se trata del científico Roberto Salvarezza, candidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana y expresidente del Conicet, que en 2014 rechazó la promoción del fallecido biólogo molecular.

13 de julio| Roberto Andrés |

Fue el 13 de abril de 2009 cuando el médico Andrés Carrasco, jefe del Laboratorio de Embriología Molecular (Conicet-UBA), se hizo conocido a través de una entrevista en Página 12 (fue tapa) en la que denunciaba los efectos del glifosato en el desarrollo embrionario. En dicha ocasión el médico y biólogo molecular se refirió al estudio hecho en anfibios: “Se produjo disminución de tamaño embrionario, serias alteraciones cefálicas con reducción de ojos y oídos, alteraciones en la diferenciación neuronal temprana con pérdida de células neuronales primarias”.

Si bien desde hacía años se denunciaban los efectos en la salud y el ambiente de los hoy llamados agrotóxicos, fue finalmente en dicha ocasión (aun había olor a goma sojera quemada) cuando se dio a conocer la realización de un estudio público que derribaba el mito de la inocuidad de uno de los pilares del agromodelo argentino. Tres días después se conoció el hecho de que la Asociación de Abogados Ambientalistas de Argentina presentaba un amparo ante la Corte Suprema de Justicia, solicitando la prohibición del uso y venta de los productos referidos hasta que no se investiguen sus efectos en la salud y el ambiente. A esto se sumaba que el Ministerio de Defensa prohibía la siembra de soja en sus campos alertando sobre los efectos de los agroquímicos.

La respuesta patronal no se hizo esperar. Las cámaras empresarias encendieron las luces y emprendieron una campaña de desprestigio. Esta iba dirigida a las voces críticas y a la defensa del uso del producto que les garantizaba ganancias siderales a costa de la salud humana y el ambiente. Llegaron hasta su laboratorio en la Facultad de Medicina para patotearlo, los abogados de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), cuya directiva está integrada por representantes de Monsanto, BASF, Bayer y Syngenta, y comenzó a recibir llamadas anónimas amenazantes. También fue desacreditado por el ministro de Ciencia, Lino Barañao, quien lo hizo, nada menos, que en el programa de Héctor Huergo, jefe de Clarín Rural y lobbysta del agronegocio. Barañao defendió el glifosato y llegó a desacreditar el trabajo de Carrasco tanto en el Conicet como en encuentros de la Asociación Argentina de Productores para la Siembra Directa (AAPRESID), una organización que recibe financiamiento de BASF, Bayer, Dow, DuPont y Monsanto, y que se presenta como una ONG integrada por una red de productores agrícolas que “comparten conocimientos”.

Dos semanas después de la primera entrevista y por el mismo medio, Carrasco señaló: “Fue una reacción violenta, desmedida y sucia. Sobre todo porque no descubrí nada nuevo, sólo confirmé algo a lo que otros habían llegado por otros caminos. Por eso no entiendo por qué tanto revuelo de las empresas. Hay que recordar que el origen del trabajo se remonta a contactos con comunidades víctimas del uso de agroquímicos. Ellas son la prueba más irrefutable de lo que yo investigué con un sistema y modelo experimental con el trabajo de hace 30 años, y con el cual confirmé que el glifosato es devastador en embriones anfibios; aun en dosis muy por debajo de las usadas en agricultura, ocasiona diversas y numerosas deformaciones”.

El periodista especializado Darío Aranda, autor de la entrevista inicial, denunció posteriormente: “Amenazas anónimas, campaña de desprestigio mediáticas y presiones políticas fueron algunas de las consecuencias de un doble pecado, investigar los efectos sanitarios del modelo agropecuario y, más grave aún, animarse a difundirlos. […] Con treinta años de trabajo científico y académico, confirmó hace veinte días el efecto letal del glifosato en embriones, cuya marca comercial más famosa es Roundup, de la multinacional Monsanto. Sabía que vendría una réplica del sector, pero no esperaba que fuera de un calibre tan alto”.

Roberto Salvarezza y la ciencia-empresaria

Recientemente Fernanda Sández, autora de La Argentina Fumigada, señaló que uno de los que se sumó a la campaña de desprestigio contra Andrés Carrasco fue Roberto Salvarezza, actual candidato a diputado nacional de Unidad Ciudadana por provincia de Buenos Aires y expresidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Sández señaló que, luego de las declaraciones iniciales de Carrasco, el Conicet presentó un documento en el que aseguraba que el herbicida sospechoso, si era bien empleado, no tendría por qué presentar inconveniente alguno, extendiendo el discurso tranquilizador de la industria sobre el tema. La persecución sufrida por Carrasco “fue una clara señal para cualquier otro científico que planeara ponerse a investigar eso que no debía ser investigado”.

“La venganza terminó de concretarse en 2014, cuando luego de treinta años de trabajo, notables hallazgos científicos -como los genes Hox- y varias publicaciones en revistas internacionales, un comité integrado, entre otros, por una experta en filosofía budista y un científico vinculado a los agronegocios le negó a Carrasco su promoción. Era investigador principal y podía aspirar a ser investigador superior. Le bajaron el pulgar. Roberto Salvarezza firmó el documento denegando el ascenso”, indicó la investigadora especializada.

Luego de que se le denegara la promoción, Carrasco denunció por persecución ideológica a Salvarezza, y al ministro de Ciencia, Lino Barañao. El ministro había realizado en 2009 un inusual pedido de revisión “ética” al Conicet respecto al accionar de Carrasco. La negativa a la promoción de Carrasco fue precedida por una censura en la Feria del Libro de 2010 y por difamaciones públicas. Carrasco le envió a Salvarezza una carta jamás contestada, ya que moriría de un infarto en mayo de 2014.

Aranda tuvo una relación profesional estrecha con Carrasco, quien le dio su última entrevista antes de fallecer. Según el periodista especializado “Salvarezza fue uno de los que boicoteó a Carrasco y apoyó una evaluación insólita para denegar su promoción. Además, su gestión en el Conicet -como la de Barañao en el Ministerio de Ciencia- fue un modelo científico totalmente volcado a las empresas en general y al extractivismo en particular: fracking, agronegocios, etc. Tienen la misma mirada de la ciencia-empresaria. Por eso no extraña que ahora CFK lo convoque nuevamente. Lo que sí, llama la atención que científicos-académicos que denuncian a Barañao ahora celebren a Salvarezza”, indicó.

Roberto Salvarezza es candidato segundo a diputado nacional por provincia de Buenos Aires, detrás de la economista Fernanda Vallejos, exfuncionaria del Ministerio de Economía durante la gestión de Cristina. Es director del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), que depende del Conicet y de la UNLP; y fue presidente del Conicet hasta la elección de Mauricio Macri, cuando presentó su renuncia y lo reemplazó Alejandro Ceccato, ex vice-ministro de Lino Barañao.

Pero para comprender mejor las concepciones políticas de Roberto Salvarezza, nada mejor que quedarnos con las propias palabras de Andrés Carrasco tras su experiencia en el organismo: “Creen que pueden ensuciar fácilmente treinta años de carrera. Son hipócritas, cipayos de las corporaciones, pero tienen miedo. Saben que no pueden tapar el sol con la mano. Hay pruebas científicas y, sobre todo, hay centenares de pueblos que son la prueba viva de la emergencia sanitaria”.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar