Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Fuerzas Armadas: las dificultades de Macri para otorgarles un nuevo rol

El pasado 17 de mayo, en el acto por el Día del Ejército realizado en el Colegio Militar de El Palomar, Mauricio Macri le habló a la tropa. Entre elogios a los militares insistió en la propuesta que viene repitiendo desde que asumió: "Necesitamos Fuerzas Armadas que se adapten a las necesidades del siglo XXI y preparadas a las amenazas que hoy nos preocupan", aseguró el Presidente. Además dejo claro sus intenciones sobre que los militares brinden “apoyo logístico a las fuerzas de seguridad interior para cuidar a los argentinos frente a las amenazas y a los desafíos actuales”.

5 de junio| Rosa D’Alesio |

Hasta hoy las leyes de Defensa y de Seguridad Interior, sancionadas después de la última dictadura cívico-militar, impiden a las Fuerzas Armadas actuar en seguridad interior. Sin embargo, la posibilidad de modificar estás leyes son motivo de debates entre los que están a favor y en contra.

Horacio Jaunarena, exministro de Defensa de los gobiernos de Raúl Alfonsín, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, y promotor de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, salió en apoyo a los anuncios de Mauricio Macri. En el programa radial Dato sobre Dato, que se emite en FM Milenium, Jaunarena cuestionó un documento que emitió el CELS junto a un grupo de intelectuales que cuestiona el proyecto del Gobierno. El exministro de Defensa sostuvo que quienes publican este documento "están mirando la realidad con un lente de hace 30 años" y agregó, para justificar la decisión del macrismo, que “el narcotráfico toma una dimensión tremenda”.

El referente de la UCR, Horacio Jaunarena, no fue el único que se pronunció sobre los anuncios de Macri. Ayer se realizó en el Congreso Nacional una conferencia de prensa convocada por diputados de distintos bloques y organismos de derechos humanos, para repudiar las proclamas del Presidente.

La diputada porteña del PTS en el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, se hizo presente y dio una respuesta certera al pretexto “de las nuevas amenazas”que utiliza el Gobierno para dar más poder a las fuerzas castrenses. Bregman, en un pasaje de su intervención sostuvo: “Si hay delito organizado en la Argentina, si hay narcotráfico, si hay trata de persona, es porque en ellas están involucradas las fuerzas de seguridad. Ellas están involucradas en el crimen organizado” señaló la reconocida abogada en causas de crímenes de lesa humanidad. Además Bregman agregó que “el principal cartel de la Provincia de Buenos Aires es la Bonaerense. Eso no se soluciona con las Fuerzas Armadas”.

La diputada también recordó que el Gobierno anterior puso en marcha el Operativo Escudo Norte (que prorrogó el macrismo), que permiten desplazar a las fronteras efectivos de las Fuerzas Armadas.

Cambiemos ¿podrá otorgar un nuevo rol a las Fuerzas Armadas? Hasta ahora hay más versiones que certezas sobre cuál es el plan del macrismo para las fuerzas castrenses. Las únicas declaraciones oficiales fueron las emitidas por Macri en el acto del Día del Ejército, aunque a decir verdad, no propuso nada nuevo de lo que viene realizando hasta ahora.

Anunció, entre otras cosas, que los militares den apoyo logístico a las fuerzas de seguridad, pero es justamente eso lo que ya realizan a través del Operativo Escudo Norte. Allí, las Fuerzas Armadas aportan sus radares y la flota de aviones Pucará para patrullar las fronteras.

Sin embargo, las versiones que el gobierno deja trascender a través de la prensa, va más allá de esto. Algunos aseguran que el Gobierno pretende derogar el decreto 727, que reglamentó la ley de Defensa y donde expresamente habilita únicamente a las Fuerzas Armadas a intervenir al interior del país, ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas de otros Estados.

Muchas voces promilitares se alzaron contra este decreto, incluyendo Jaunarena, por excederse en las limitaciones que le imponen a las funciones de los castrenses.

También, entre los trascendidos circula otra versión. Que el Gobierno buscaría que los militares patrullen zonas estratégicas, como la central Atucha, yacimientos de agua y de petróleo, como Vaca Muerta. Sin embargo, hasta ahora, lo que está confirmado es que el Gobierno firmó acuerdos con la DEA y el Comando Sud para emplazar una base militar. Las fuerzas estadounidenses se instalarán en el noreste argentino, a pocos kilómetros de la Triple Frontera, donde se encuentra una las mayores reservas de agua dulce del planeta: el Acuífero Guaraní, con 40 mil kilómetros cúbicos de agua potable que subyacen en la zona. Además el Gobernador de Neuquén firmó un acuerdo para instalar otra base militar norteamericana en la zona para custodiar, como denunció el diputado Raúl Godoy, Vaca Muerta. También avanzaron en la creación de una Fuerza de Despliegue Rápido para la seguridad interior. De este modo, Cambiemos permite la injerencia imperialista para diseñar los planes de seguridad interior.

Si bien las múltiples versiones sobre qué hará el Gobierno giran en direcciones opuestas, que van desde anular el decreto 727, hasta traspasar unos 5.000 efectivos del Ejército a Gendarmería para reforzar las Fuerzas de Seguridad, lo cierto es que Macri reabrió un viejo debate que se plantea la clase dominante ¿qué hacer con las Fuerzas Armadas?.

A la salida de la dictadura el partido militar quedó herido de muerte. El amplio movimiento democrático que emergió en pleno proceso militar, no le perdona el genocidio que llevaron adelante, ni los crímenes contra los soldados combatientes en la guerra de Malvinas y la cobarde capitulación ante las tropas inglesas. Este movimiento democrático junto a un amplísimo sector de la sociedad, sigue reclamando juicio y castigo a los genocidas. Así quedó expresado ante el intento de la Corte Suprema de Justicia de imponer el 2x1 a favor de los militares. Masivas movilizaciones en todo el país repudiaron este fallo que, pocas horas antes de las marchas, el Congreso debió derogar.

Son estas razones estructurales que explica, en parte, que las Fuerzas Armadas no puedan volver a jugar el rol de guardianes del Estado burgués, ante ascensos revolucionarios como el surgido en los 70. Los distintos gobiernos constitucionales pos dictadura intentaron por todo los medios recomponer al brazo armado del capital, como dijimos en esta nota. Sin embargo, más allá de algunos avances, no han podido hasta hoy revertir esta debilidad estratégica que mantiene el Estado argentino.

Macri se propone resolver este complejo problema, pero lo hace cuando su gobierno atraviesa dificultades políticas, económicas y su popularidad cae estrepitosamente. La única manera de avanzar en otorgar cuotas de poder a las Fuerzas Armadas, es si continúa teniendo el apoyo de sectores de la oposición que acompañen de alguna manera sus iniciativas, con el solo objetivo que sea el macrismo el que realice “el trabajo sucio” que no pudieron realizar (aunque aportaron mucho en esta misma dirección) los gobierno que lo precedieron. Pero cualquier avance en este sentido encontrará al movimiento de masas, que como en el 2x1, volverá a salir a las calles para hacerse oír. Es poco probable que Cambiemos logre lo que se propone, aunque por ahora el final queda abierto.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar