Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Metas de Sturzenegger, lejos: para cumplirlas, la inflación no debería superar el 0,8% mensual

En el primer semestre los precios crecen 12% y eso deja poco margen al Central para lograr su objetivo anual. Ya piensan en lograr el 10% del año próximo

13 de julio

Debutó el IPC Nacional, el índice que de ahora en más será tomado por el Banco Central como parámetro para medir el éxito o fracaso de sus metas de inflación, sin demasiadas controversias.

Después de algunos rumores acerca de que la medición nacional iba a "licuar" las subas de tarifas y las alzas más importantes que se ven en el GBA, lo cierto es que hay -por ahora- muy pocas diferencias entre ambos resultados: el IPC Nacional crece en el primer semestre 11,8% mientras que según el IPC-GBA, el que venía siendo referencia para el Central, lo hace 12%.

El dato que publicó el Indec a cargo de Jorge Todesca tuvo varias lecturas entre los economistas profesionales. Por un lado, que la inflación en la Argentina viene en baja. No solo contra el desastre del 2016 sino que también versus los tres meses de fuego de este año (febrero, marzo y abril con picos de hasta 2,6% en un sólo mes).

Es más, la inflación en el primer semestre del año pasado llegó al 28,5% mientras que en la primera mitad del 2017 es menos de la mitad (12%). Indudablemente la tendencia de los precios es a la baja.

"Falta mucho para ganar la pelea contra la inflación, pero se van dando pasos en el sentido correcto", dijo Franciso "Paco" Gismondi, director del Banco Central en redes sociales.

Pero más allá de estos números, ese menor crecimiento de la inflación no sólo sigue siendo elevado en términos mensuales sino que torna de imposible cumplimiento las metas del "12% al 17%" que se autoimpuso el Banco Central para este año.

Calculan los especialistas que Federico Sturzenegger necesitaría una suba mensual no mayor a 0,76% en promedio durante este segundo semestre para que a fin de año el número cierre en 17%. Léase, virtualmente imposible.

Para el Central, lo que dejó el Indec es igualmente preocupante ya que la inflación "núcleo" (restando las tarifas y precios que se mueven estacionalmente) sigue arriba de lo que esperaban para esta parte del año.

"La inflación núcleo sigue levemente por encima del target del BCRA. El registro mensual de junio se ubica en 1,3% frente al 1,1% esperado por el Central según su comunicado de política monetaria del mes de abril. De esta manera, si bien mantiene un sendero descendente, no se alinea al camino que esperaba la entidad, llevándolo a mantener su política monetaria contractiva", dice la consultora Elypsis.

De hecho, este martes la entidad mantuvo sin cambios la tasa de pases en 26,25%. No puede, todavía, ensayar una baja -como estimaban en el mercado para esta época del año- debido a que los precios no ceden tanto como desea el Central.

"No podemos relajar la política monetaria. Nosotros tenemos que asegurar que las expectativas se mantengan o bajen", decía a iProfesional un funcionario del BCRA que participa de la denominada "mesa chica" que acompaña a Sturzenegger.

Lo que viene para julio no es precisamente algo distendido en materia de precios. Todo lo contrario. La inflación volverá al ruedo por los anuncios de aumentos puntuales: naftas 7%, prepagas 6%, cigarrillos 4%, expensas 8-10% y servicio doméstico 12%.

Esas subas ya programadas dejan un piso de inflación de 1% mensual para este mes en el GBA. Habrá que ver cómo impacta en el IPC Nacional que de ahora en más será el índice guía para el Central.

Pero a estos aumentos puntuales también podría sumarle algunas décimas más por el traslado a precios del deslizamiento del tipo de cambio. No en vano el dólar saltó 5% al pasar de menos de $16 a más de $17 en escasas semanas.

¿Cambiará el Central su discurso de "desinflación"? Claramente no. En la entidad le esquivan a hablar de la meta anual del 17%. Ese número no existe ni siquiera en la mente del más optimista. De hecho todo el Gabinete, incluído el Presidente, desdramatizaron hace mucho tiempo que el súper ministro (Sturzenegger) incumpla su meta.

Lo que sí sería imperdonable para Mauricio Macri es que si este año la inflación terminara levemente arriba del 20%, no se pueda reducir a la mitad en 2018. "El mandato es que tenemos que llegar al 10% en 2018. En un proceso de desinflación hay altos y bajos y eso lo sabíamos. Pero tenemos que seguir enderezando el barco para que cada año sea más baja", repetían desde el Banco Central.

No será tarea sencilla. Por lo pronto, mantendrán todo lo posible las tasas altas. Algunos en la city esperaban que para julio empezaran a caer las súper tasas en pesos. Si, como se estima, julio termina sienda un mes con aumentos importantes, recién para agosto-septiembre podría empezar a reducir el costo del dinero.

Pero, y esta es la clave para los hombres de Sturzenegger, "siempre y cuando" se vea que la pelea contra la inflación viene siendo ganada. Ni elecciones ni un crecimiento que poco se sentirá en el calle detendría al Central en su nueva meta: la inflación del año que viene. (Iprofesional)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar