Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Tucumán: Para el Colegio de Arqueólogos el Dakar comete delitos contra el patrimonio arqueológico y paisajístico

“No podemos ser cómplices de esta actividad exaltada como una necesidad que colma el espíritu humano, pero que no es otra cosa que una imposición económica y cultural, un capricho de unos pocos privilegiados, que nos denigra y empobrece como pueblo”. Afirman en un comunicado desde el Consejo Directivo del Colegio de Profesionales en Arqueología de Tucumán.

13 de enero de 2015

La Agencia de Noticias Copenoa reproduce el comunicado enviado a nuestra redacción por el Consejo Directivo del Colegio de Profesionales en Arqueología de Tucumán.

Colegio de Profesionales en Arqueología de Tucumán (CPAT) San Miguel de Tucumán, Argentina, 06/01/2015

Hace pocos días se inauguró oficialmente una nueva edición del Rally Dakar, cuyo recorrido abarca los países de Bolivia, Chile y Argentina. Dentro de nuestro territorio, diversas provincias están involucradas, entre ellas Tucumán, que el próximo 15 de enero recibirá a los competidores.

Es nuestro deber ético como arqueólogos/as y ciudadanos/as, hacerle llegar a la comunidad la posición de rechazo que presenta el Consejo Directivo del CPAT con respecto al desarrollo de este evento.

La competición se promociona como una aventura casi romántica donde la destreza deportiva y la ayuda mutua se conjugan en una relación armónica con paisajes majestuosos y culturas ancestrales. Sin embargo, la realidad es que se trata de un desafío competitivo –una carrera- donde se valoran más la osadía, la innovación y las capacidades de navegación en terrenos difíciles, que la contemplación y el respeto hacia el entorno y la sociedad en general. El tránsito a gran velocidad de motos, autos, camiones y cuadriciclos, como la del público asistente y la instalación de la infraestructura necesaria para llevar adelante el acontecimiento, implican un impacto negativo de tremenda envergadura.

Las denuncias vienen reiterándose año tras año dando cuenta de los atropellos sufridos tanto desde lo personal (por ejemplo, un Delegado comunitario Diaguita de Pailas atropellado en el Rally 2014), como desde lo colectivo y comunitario, como lo han dado a conocer autoridades vecinales y representantes de los pueblos originarios de nuestra provincia y del país.

Lejos de significar un aporte a nuestra región, el daño ambiental ha sido elocuente en áreas como el Este del valle de Yocavil. El destrozo, que aún no se puede reparar, de la ruta que recorre los valles tucumanos (RP 307), cuyas obras de mejora habían culminado apenas unas semanas antes del paso de los competidores del Dakar 2014, es una muestra más de la falsedad de los “beneficios” que puede brindar esta competencia.

Los efectos negativos que trae aparejado el evento no son nuevos: es de público conocimiento que en ediciones anteriores de la competición se cometieron delitos contra el patrimonio arqueológico y paisajístico, denunciados oportunamente también por colegas de países vecinos como Chile y Perú. Las comunidades indígenas también se hicieron escuchar, como lo volvieron a hacer en esta oportunidad (en Jujuy, Salta y Tucumán, por ejemplo).

Desde el CPAT vemos con profunda aflicción que se ha hecho oídos sordos a nuestros reclamos. Nuevamente, los circuitos definidos para la realización de esta competencia comprenden e involucran de modo inconsulto áreas rurales, con población campesina e indígena, cuyos territorios son avasallados. Se trata de espacios de gran valor ancestral y cultural, con evidencias de ocupaciones humanas muy antiguas y que, desde esa apreciación, fueron declarados de Alta Sensibilidad Arqueológica por parte del Estado provincial. Son áreas cuya integridad debe ser cuidadosamente custodiada, con el respeto que merecen centenares de años de historia y cultura. Se están desconociendo estas declaratorias, así como los derechos de la población que, lejos de sumar provecho, ve severamente afectados sus territorios y su historia. De poco sirve pedir Estudios de Impacto Ambiental con escasa antelación.

Los defensores del Rally Dakar se escudan detrás del rédito económico que trae a las comunidades locales el desarrollo del evento. Sin embargo cabe preguntarse ¿son lo suficientemente grandes y perdurables estos “beneficios” para pasar por alto los perjuicios ambientales y culturales provocados?…mayores y más permanentes parecen ser los daños que ocasionan. No podemos ser cómplices de esta actividad exaltada como una necesidad que colma el espíritu humano, pero que no es otra cosa que una imposición económica y cultural, un capricho de unos pocos privilegiados, que nos denigra y empobrece como pueblo.

Consejo Directivo Colegio de Profesionales en Arqueología de Tucumán

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar