Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Vivir de la teta del Estado: la vieja táctica patronal

El vicepresidente de la UIA y titular de la COPAL, Daniel Funes de Rioja, afirmó que “las pequeñas empresas no tienen ninguna posibilidad de afrontar el pago del aguinaldo” y agregó que las más grandes también necesitarán ayuda del Estado, en declaraciones a radio La Red.

3 de junio

El empresario sostuvo que “tiene que haber asistencia tanto para los salarios de junio como para los aguinaldos”.

Los despidos, las suspensiones y los recortes de salarios siguen, pero las patronales exigen más “ayuda” del Estado. Según informó el Observatorio de Despidos durante la Pandemia desde el inicio de la cuarentena hasta el día 30 de mayo se registraron casi 3,9 millones de trabajadores afectados por despidos, suspensiones y ataques al salario.

Funes de Rioja declaró que con “el programa ATP (de asistencia al trabajo) no le está regalando nada a nadie”, y añadió que “hace 20 años que estamos en emergencia y lo único que se nos ocurre es prohibir los despidos y suspensiones o duplicar indemnizaciones”. ¿No es un gran regalo a las patronales que el Estado esté pagando hasta el sueldo de los ceos?.

La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, mantuvo una reunión por Zoom con empresarios y les adelantó que la próxima semana llegará el refuerzo del ATP que pagarán los salarios de mayo. Se calcula que abarca a 2,3 millones de personas.

Participaron de la reunión Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) junto con otros representantes de la entidad como Daniel Funes de Rioja y José Urtubey, quienes solicitaron a Marcó del Pont sobre las deudas impositivas que se tomen aquellas desde noviembre del 2019 en la moratoria. También pidieron prórrogas para los planes de pago. La lista de pedidos al Estado es extensa. ¿Algo más?

Carlos Marx en el Manifiesto Comunista definió al Estado moderno como “una junta que administra los negocios comunes de la burguesía”. Queda claro por qué los capitalistas exigen más “ayuda”.

El Gobierno concedió subsidios a empresas que obtuvieron grandes ganancias. Es el caso de Techint de Paolo Rocca que ganó $ 241 millones por día en 2019.

Rocca y otras empresas se retiraron de la ayuda del Estado ante los requisitos que dispuso el Gobierno. Como publicó Francisco Olivera en La Nación “unas 280 decidieron ya devolverlo a cambio de no someterse a las condiciones que les exige el Gobierno: entre ellas, no comprar dólares mediante operaciones con acciones, no repartir dividendos y no tener conexiones directas o indirectas con paraísos fiscales”. Las patronales pretendían la ayuda estatal y a la vez seguir fugando como es el caso de Volkswagen que fugó 133 millones de dólares durante la era Macri, Techint, o Clarín y varias otras como reveló el periodista Horacio Verbitsky en el portal El Cohete a la Luna.

Una medida elemental sería que las empresas que aducen crisis abran sus libros de contabilidad.

IFE para pocos
Las patronales perciben millones mientras el Gobierno excluyó a más de 4 millones el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de sólo $ 10.000. El beneficio es por hogar, esto significa que si en una familia un integrante percibe una jubilación mínima de $ 15.891,49, no corresponde que otro miembro del hogar cobre el IFE. Como si con esa suma se pudiese llegar a fin de mes.

Este lunes el Gobierno anunció que en junio se pagará una nueva tanda del IFE, será por el mismo monto y no anunciaron una nueva inscripción. Hasta el sábado había casi un millón de personas que aún no habían cobrado la primera tanda.

Según un informe elaborado por el Ministerio de Economía, el 24,8 % del IFE fue para jóvenes de 18 a 25 años, 89 % fue para trabajadores/as informales y 2,4 % para trabajadoras de casas particulares.

¿Hay que resignarse a un IFE insuficiente y limitado? No, el Gobierno podría obtener más recursos para otorgar un bono de $ 30.000 a los trabajadores que lo necesiten si se aplicara impuestos a las grandes fortunas, a los bancos como el proyecto que presentó el Frente de Izquierda y que se rechazó en el Congreso. Pero claro eso sería afectar los intereses de los que más ganaron durante el gobierno anterior y Fernández no está dispuesto a eso.

Otra sangría de recursos es la deuda odiosa, es necesario su desconocimiento soberano junto a medidas como la nacionalización de la banca y el comercio exterior. La historia de un nuevo saqueo contra el pueblo trabajador no se tiene que volver a repetir, es posible otra salida a la crisis. (LID) Por Mónica Arancibia

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar