Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Crisis.Entre el régimen del FMI y la agenda electoral: tensión y crujidos en el Frente de Todos

"Hay un proceso realmente virtuoso de construcción de síntesis de los temas que realmente importan en la Argentina, sobre bases fuertes del Frente de Todos", dijo el Ministro de Economía, el 15 de marzo, respondiendo al periodista Carlos Pagni sobre un tema cuyo murmullo ya dividía.

4 de mayo

Que renuncia el subsecretario de Energía ligado a Cristina, que si no se va Basualdo se va Guzmán, que las tarifas suben menos de un dígito o que suben más. Desde el viernes pasado, hay cruces de fuego amigo dentro de la coalición que gobierna la Argentina, sobre el aumento en los servicios públicos privatizados. En el transcurso, las boleta de luz ya tuvo una suba del 9%.

Estas empresas se llenaron de plata con los aumentos de tarifas en los años del macrismo, cuestión que es criticada de un lado y de otro de la interna oficialista, como material de discurso político. Pero como el plan compartido es un ajuste fiscal para pagarle al FMI, no hay diferencias en cuanto a continuar con la quita de subsidios estatales a las privatizadas de servicios, que recae sobre las facturas de los hogares: el tema es que éste no sería un momento oportuno.

Aún así, parece estar en disputa: ¿quién dirige la política económica del país?

A fines del año pasado, cuando Martín Guzmán preparaba lo que luego sería el Presupuesto (de ajuste) del 2021, barajó aumentar en un 40% las tarifas. Pero el kirchnerismo, que gobierna la Provincia de Buenos Aires y concentra a gran parte del electorado del Frente de Todos, piensa en cómo amortiguar las medidas antipopulares, mirando el tablero de las elecciones legislativas.

Desde entonces, el subsecretario de Energía, Federico Basualdo y el titular del ENARGAS, Federico Bernal -ambos del riñón K- pregonaron que los aumentos no serían mayores a un dígito. Y así lo reafirmó este lunes, Axel Kicillof, que defendió a Basualdo, aunque se olvidó de sumarle el 3000% que ya había aumentado Macri a esta nueva suba que impuso su Gobierno.

¿Cómo siguió la historieta del Ministro y el subsecretario?

Operando en la misma casa

Este lunes, El Destape, medio de comunicación afín al kirchnerismo, dice: "Fuentes del ENRE y del ENARGAS desmintieron que Basualdo haya sido echado el viernes y todas las miras apuntaron al Ministerio de Economía, ya que trascendió que todo habría sido gestado desde allí. En la Secretaría de Energía no hicieron comentarios".

Página 12, en una línea más leal al oficialismo dentro del oficialismo, desmiente que Guzmán haya amenazado con renunciar y dice: "En diciembre de 2019 Guzmán le encomendó a Basualdo la tarea de realizar la segmentación, para poder aumentar las tarifas a quienes pudieran pagarlo. Pero a 18 meses de haber asumido, Basualdo no cumplió con la tarea de segmentarlas, de modo que Guzmán, luego de haberlo hablado con el Presidente, decidió pedirle la renuncia de forma inmediata a través del secretario de Energía, Darío Martínez".

Habrá que esperar aún, para conocer el desenlace.

Lo que estaría buscando Guzmán es imponer un aumento de tarifas escalonado, para reducir la emisión monetaria y bajar la inflación. Pero el sector que conduce Cristina, está mucho más preocupado en ganar las elecciones de medio término.

Por otro lado, el kirchnerismo, ni en sus 12 años de gobierno, ni dentro del Gobierno actual, quiso ni quiere tocar el negocio de las empresas de servicios público que privatizó el menemismo. Sin plantear la estatización de los servicios, bajo gestión de trabajadores y usuarios, las familias trabajadoras y las mayorías populares, seguirán siendo rehenes, entre la avidez de ganancias de estas empresas y los intentos del Gobierno de aplicar ajustes fiscales.

Alberto con Guzmán y ¿Cristina con Biden?

Alberto Fernández acompañaría a Guzmán en la gira europea de negociaciones con los acreedores externos, el próximo lunes: señal clara del respaldo del Ejecutivo.

Cristina Fernández de Kirchner, por su lado, dedicó una serie de tuits a reivindicar el discurso de Joe Biden por su intervención estatal, inyectando millones de dólares en la economía estadounidense y también en asistencia social. O sea, con gran gasto fiscal.

"¿Qué cosa, no? Y eso que el FMI no le financió la campaña a Trump", publicó la vicepresidenta: un palo para Macri y ¿algún palo para Guzmán?

Aunque no hay diferencias en el Frente de Todos en cuanto a ordenar las prioridades económicas detrás de las imposiciones del FMI. El kirchnerismo prefiere patear el trabajo sucio para después de octubre y moderar los ajustes para no despertar aún más descontento en el ánimo popular. Incluso, a través de La Cámpora y de Andrés "Cuervo" Larroque, funcionario del Gobierno bonaerense, comenzaron a pedir el retorno del IFE. Es que las elecciones no se ganan solo con discursos.

Contradictoriamente, una base fuerte de acuerdos fue el Presupuesto 2021, con el que este año se atraviesa la segunda ola del coronavirus y una crisis social que tiene al 42% de la población en la pobreza y que se hizo con rectores en el área de Salud y partidas sociales, porque según el oficialismo, este año, con el plan de vacunación, no iba a haber pandemia.

Allí también se escribió la intención de que la inflación para este año fuera del 29%, proyección muy cuestionada por la inflación real, pero que sirve como tabique para las negociaciones salariales que las patronales, ayudadas de las cúpulas sindicales, vienen buscando imponer.

La oposición real a los planes de ajuste del Gobierno está en la lucha de los trabajadores que lograron romper los acuerdos salariales de miseria, con cortes en ruta importantes que afectaron a las grandes productoras de combustibles y contando con la solidaridad de la población. Fue el caso de los vitivinícolas y en particular, de los elefantes de la salud de Neuquén, que tuvieron a la conducción kirchnerista de ATE en su contra.

Por eso, no se trata solo de evitar un mal resultado en las urnas, si no contener la posibilidad de que siga creciendo la resistencia de los trabajadores frente al ajuste o incluso de estallidos de los sectores desocupados o más precarizados.

No tan lejos en el continente, Colombia viene de cinco días de paro generaly masivas movilizaciones que lograron tirar abajo los planes de reforma tributaria del Presidente Duque. Y esa inmensa fuerza desatada que continúa peleando, con gran centralidad de los trabajadores, se plantea ir más a fondo contra los planes del FMI en ese país. (LID) Por Carla Libertad

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar